principal

Ajuntament de Cortes de Arenoso

Orígenes e historia

La historia de Cortes de Arenoso de la cual no se tienen referencias manuscritas, hasta el siglo XI, se sabe por que así se refleja en los archivos del reino de valencia que fue poblado durante mas de quince siglos por iberos, luego por los romanos y mas tarde por los árabes, gracias a lo encontrado en diferentes yacimientos y poblados encontrados en toda la comarca.

Castillo de la Viñaza

A partir del siglo XIII cuando el libro titulado Baronía de Arenos, que se encuentra en el archivo Provincial de la Diputación de Castellon en su sección histórica, nos desvela una parte importante de la historia de Cortes hasta la fecha en que fue escrito 1789. En este libro nos cuentan, que se encontraba entre las posesiones de D. Pedro Jordan de Arenos, según copia de escritura de bodas de su hijo fechada el 8 de Abril de 1318, estaba “el castillo y villa de cortes con todas sus pertenencias”. Tambien se conoce realmente, es que Cortes, junto a Campos de Arenoso y puebla de Arenoso, formaban la Baronía de Arenos que en los inicios del siglo XIII estaba gobernada por el rey moro Zeit Abuceit, quien ante la conquista cristiana se convierte y bautiza con el nombre de Vicente Fernandez, siendo confirmado por el Rey Jaume I como señor de Arenos ya dando así por finalizada una época importante de cultura musulmana sobre la que pocos datos se pueden recoger. A este ultimo rey moro-cristiano suceden como señores titulares de la baronía de Arenos y por tanto de Cortes de Arenoso, D. Ximen Perez de Tarazona, casado con su hija en 1242, el hijo de este D. Blasco Perez, D. Gozalvo Ximenez y D. Pedro Jordan.

Rey Jaume I

Es a partir de 1318 cuando Cortes es serparado de la Baronía pasando a pertenecer a diversos señores y señoras, como atestiguan algunos documentos, sin que estos nos aclaren las causas de esta separación y los acontecimientos que sucedieron en los años siguientes. El siglo XVI marca la entrada del señorío laico con el predominio de la cesión perpetua o a largo tiempo con forma de propiedad. La titularidad de los pueblos del alto mijares la ostentan en esta época los duques de Villahermosa, sin embargo Cortes, como ocurriera siglos atrás, se mantiene al margen como propiedad del Conde de Aranda, que a su vez hace lo que se llamaría “ arriendo de los derechos señoriales” durante algunos periodos cortos como reflejan documentos de la época que se hallan en el archivo del reino, en los archivos de la parroquia de Cortes se hace referencia al Conde de Aranda, como señor de la Villa de Cortes, en el libro de visitas del año 1793. Otro Libro de Visitas del año 1800 nos da noticias sobre el cambio producido con la fusión los títulos y estados de la Casa de Aranda y los del Ducado de Hijar, al morir el décimo Conde De Aranda, D. Pedro Pablo Abarca de Bolea sin dejar descendencia, recayendo títulos y estados en su hermana ya emparentada con del Duque de Hijar.

Retrato Conde De Aranda “Pedro Pablo de Abarca Abolea”

En las guerras Carlistas bajo la influencia de la casa señorial de entonces, D. Pedro Gomez Guille, tomo parte a favor de Isabel II, creando grupos de hombres armados que combatieron con los Carlistas en el Mas de Arnau, sin poder estos impedir la toma de Cortes y las demás localidades de su alrededor. La segunda guerra Carlista también paso a través de la comarca creando momentos críticos y de represalias por su adhesión y lealtad a la reina. La ultima guerra Carlista (1872-1876) produjo la invasión de Cortes durante el año 1875, por el Requete, fuerzas armadas de jóvenes voluntarios de 15 y 16 años. Tras su paso quedo un pequeño destacamento de 15 hombres , que después de un tiempo de vida desenfrenada en el pueblo y poco militar se vieron sorprendidos por la noche junto a un importante batallón de refuerzo apenas llegado, la del 18 de Mayo de 1876, por tropas leales a la reina que entraron por el camino los Azafranares y consiguieron tras una ardua batalla echar del pueblo a los Carlistas. El pueblo lo agradeció y aun con sus graves carencias debido a la güera compartieron casa y comida durante días con el numeroso regimiento. Tras este periodo de guerras y en el que el pueblo fue quemado casi totalmente en la guerra carlista y el consiguiente cobro continuo de tributos por ambos bandos, Cortes quedo sumido en un estado de miseria que necesito años para recuperarse.

PRINCIPIOS DE SIGLO

El siglo XX en España dio comienzo con la perdida de las ultimas colonias, Cuba Puerto Rico y Filipinas, después de sangrantes años de guerra, en la que participaron un numeroso grupo de Cortesanos, y que repercutió en todos los ordenes : económico, político y cultural, dando nombre incluso a un generación de escritores, “ la del 98”.

Ultima fabrica textil en funcionamiento

A principios de siglo se produjo un gran cambio, se trajo el agua hasta la plaza del pueblo desde la fuente de los Berros, . Todavía hoy podemos beber agua de esta fuente en la plaza de Cortes, que ya tiene mas de un siglo. La economía del pueblo a principios de siglo seguía fiel a su tradición las fabricas textiles ( con tres siglos de antigüedad la ultima se cerro a finales del siglo XX), en estas fabricas textiles hasta hace bien poco todavia se fabricaban mantas, edredones e hilados de pura lana de oveja, y desde siempre se iba fabricando en las antiguas paños,bayetas y pañuelos trabajando parte importante de la población en esta industria. La tradición maderera era otra de las actividades, talaban los arboles para las fabricas de cerámica de Alcora, e incluso se abrió una mina de arena en la villagrasa, para las cerámicas. El resto de la gente vivía del ganado y la agricultura. Todo ello, unido a la posterior apertura de la carretera a Castellon, ayuda a diversificar la clásica economía de estas comarcas basada en la tierra, los bosques y el ganado y con mas de un 50% de la población activa como jornaleros.

Antigua Calle Caballeros

La construcción de la carretera de Lucena hasta Cortes y con ella la llegada de los primeros automóviles supondría el inicio de un importante cambio en os medios de tranporte y comunicación que hasta entonces habían sido utilizados por el hombre durante miles de años. El primer coche llego a Cortes de Arenoso en 1917. En los primeros años de l siglo se registra un aumento de la población merced de la natalidad, 75 nacimientos en 1901, la ausencia de epidemias y el descenso de la mortalidad infantil. Este aumento de feligreses en San Vicente influyo en el establecimiento definitivo en 1902 de la parroquia independiente de Cortes así como de su cementerio. Con ello entre otras cosas, se consiguió no tener que transportar a los difuntos en caballerías hasta el cementerio de Cortes. Durante la Dictadura del General Primo de Rivera (1923-30)y fruto de una política de inversiones en obras publicas de gran necesidad par ala imprescindible modernización del país, tuvo lugar la llegada de la luz eléctrica a Cortes y San Vicente.

LA GUERRA CIVIL

En primer lugar hubo una marcha progresiva y continua, durante los tres años que duro la guerra, de los hombres hacia zonas de combate, lo que dejo al pueblo prácticamente con las mujeres niños y refugiados que llegaban de otras zonas donde la guerra arrasaba. Llego a haber mas de 60 refugiados en Cortes donde solidariamente se les suministraba casa, comida y atenciones básicas.

Alcalde Vicente Catalan Iserte Años 1937-1938

Durante los años 37-38 bajo la influencia de los sindicatos y partidos, el espíritu revolucionario que animaba a muchos combatientes también se dejo notar en Cortes. Hubo intentos de colectivizaciones, se incautaron tierras e inmuebles de la iglesia y los terratenientes y se fomento el trueque como forma de comercio. Existia en el 1937 una colectividad de obreros que se llamaba “Colectividad de Obreros Campesinos CNT de Cortes de Arenoso”, con sus delegados sindicales en cada área. En Julio de 1938, en plena recolección de cereales, las tropas nacionales entraban en Cortes y detuvieron y encarcelaron a todos los miembros del Ayuntamiento, así como a los dirigentes de partidos políticos y sindicatos. El 23 de Julio el ejercito sublevado impone un nuevo Ayuntamiento con persona de su confianza, dando lugar a una continua investigación y búsqueda de personas que se mantuvieran, aunque fuera en el pensamiento fieles a la república. Las represalias y marginacion junto con el encarcelamiento y fusilamientos indiscriminados se pone en marcha. Se crea un clima social de miedo y desconfianza entre los habitantes. Se instaura la censura en el correo, el cual debe pasar bligatoriamente por el puesto de la Guardia Civil de Lucena. Se suceden a su vez numerosos embargos con destino a las necesidades de la guerra de cereales, patatas, ganado, mulas y caballos. Se deja lo justo, o menos, para comer, sembrar y recolectar. El control sobre la harina y derivados se hace exhaustivo, convirtiéndose los molinos en puntos neuralgicos. En resumen, un periodo trágico, que dejo tras de si grandes heridas ya sea en las familias, como en el tejido social y económico del pueblo.

El Derrumbe:

En el año 1967, se realiza una serie de adecuaciones de alcantarillado, debido a la defectuosa instalación unos años antes, con la apertura de zanjas para las que se utilizo dinamita, lo que provoco que la rotura de los lechos de piedra donde estaban asentadas las viviendas, pocos días después se producen fuertes lluvias que originan filtraciones importantes en el terreno y que provocan el deslizamiento de las fracturadas lechos de piedra. Se decreta el derrumbe y desalojo de 69 inmuebles donde vivían mas de 250 personas y 2000 animales , así como una parte muy importante del pueblo donde se situaban bares, tiendas, artesanos, la fonda y el estanco. Las consecuencias que se derivaron de este hecho son fáciles de imaginar: emigración de muchas familias, decrecimiento de la economía local, perdida de servicios comercios, aspecto desolador con una gran escombrera que quedo, y sobre todo el derrumbe psicológico de un pueblo. Fue necesario que la Guardia Civil procediera a desalojar a algunas familias que se resistían a abandonar sus hogares y que los bomberos de la diputación Provincial derrumbaran los 69 inmuebles , para que se cumplieran las disposiciones del Gobierno Civil. El coste de estos trabajos correspondía por ley a los propietarios. Sin embargo todo el mundo se negó a pagarlo, como una forma de protesta. Años después, los afectados pudieron tener acceso a Viviendas de Protección Oficial, lo que hoy conocemos como el Barrio San Blas, sin ninguna consideración especial de los hechos acaecidos en su acceso económico a esta nueva primera vivienda.

Lun Mar Mié Jue Vie Sáb Dom
 
 
 
1
 
2
 
3
 
4
 
5
 
6
 
7
 
8
 
9
 
10
 
11
 
12
 
13
 
14
 
15
 
16
 
17
 
18
 
19
 
20
 
21
 
22
 
23
 
24
 
25
 
26
 
27
 
28
 
29
 
30
 
 
 

Formulario de búsqueda

Site developed with Drupal